Preguntas frecuentes

Pquestion-marks-2215_640reguntas frecuentes sobre
Comedores CompulsivosAnónimos(OA)

¿Quien pertenece a OA?

En OA encontrarás miembros que son: extremadamente obesos, incluso mórbidamente obesos; sólo moderadamente obesos; de peso normal; bajos de peso; todavía con periodos de control sobre su conducta con respecto a la comida; o totalmente incapaces de controlar su compulsión por la comida
Hay muchos patrones de conducta con respecto a la comida experimentados por miembros de OA. Estos “síntomas” son tan variados como nuestros miembros. Entre ellos están:

  • Obsesión con el peso, tamaño y forma
  • Darse atracones
  • Picotear
  • Preocupación con dietas reductoras
  • Ayuno
  • Ejercicio excesivo
  • Provocarse el vómito después de comer
  • Inapropiado y/o excesivo uso de diuréticos y laxantes
  • Masticar y escupir comida
  • Usar píldoras dietéticas, inyecciones, y otras intervenciones médicas, incluyendo cirugía, para controlar el peso
  • Incapacidad de dejar de comer ciertas comidas después de haber tomado el primer bocado
  • Fantasías sobre comida
  • Sensibilidad a la pérdida de peso rápida
  • Preocupación constante por la comida
  • Usar la comida como una recompensa o consuelo

Nuestros síntomas pueden variar, pero compartimos algo en común:
Somos impotentes ante la comida y nuestras vidas son ingobernables. Este problema común ha llevado a los que vienen a OA a buscar y encontrar una solución común en los Doce Pasos, las Doce Tradiciones y las Nueve herramientas de OA.

 

¿Cómo define OA la abstinencia y la recuperación?

Abstinencia en Comedores Compulsivos Anónimos (OA) es la acción de abstenerse de comer compulsivamente y de las conductas compulsivas con la comida.La recuperación espiritual, emocional y física es el resultado de vivir el programa de Doce Pasos de OA

 

¿Está OA afiliada a AA o a otras Hermandades Anónimas o grupos médicos interesados en la obesidad?

No. OA no está afiliada a ninguna otra asociación o grupo. Nuestra política es “cooperación” pero no afiliación”. A lo largo de los años, Alcohólicos Anónimos nos ha dado su invaluable ayuda y guía, por lo que estamos muy agradecidos. Las oficinas de servicio de AA a niveles locales han sido y siguen siendo de gran ayuda a nuestros grupos de OA y miembros que dan servicio.

 

Si tengo amigos o familiares que necesitan OA, ¿les podéis mandar información?

Para respetar los principios del anonimato y “atracción más que promoción”, la Oficina del Servicio Mundial no puede enviar información a nadie más que a la persona que la solicita. Puedes, desde luego, compartir información sobre OA con aquellos que te interesan. Quizás con tu ánimo, elegirán buscar ayuda por medio de OA o por cualquier otro método

Soy anoréxico/bulímico. ¿OA me puede ayudar?

OA da la bienvenida a cualquiera que tenga el deseo de dejar de comer compulsivamente. Muchos comedores compulsivos han tenido períodos de bulimia y/o anorexia como parte de su enfermedad de comer compulsivamente. Entérate en “¿Quién pertenece a OA?”. Compra los folletos “paquete centrado en la anorexia y la bulimia” o “Los Miembros de OA usan todas las tallas”.

Soy joven. ¿OA me puede ayudar?

Algunos lugares tienen reuniones especiales para jóvenes. Sin embargo, la mayor parte de los miembros jóvenes de OA asisten a reuniones normales de OA.

1. ¿Comes como respuesta a toda clase de sentimientos, subidones, bajadas y entremedias?

2. ¿Te hace sentir desgraciado/a tu forma de comer?

3. ¿Tus hábitos alimenticios interfieren con tu vida social; o tu vida social gira en torno a la comida?

4. ¿Comes con normalidad cuando estás frente a otros y te atracas cuando estás solo/a?

5. ¿Se resienten tus clases porque estás pensando en comida o en perder peso?

6. ¿Odias el gimnasio y otras actividades a causa de tu peso?

7. ¿Te gastas más de lo que quieres en comida basura?

8. ¿Has robado alguna vez comida – o dinero para comprarla?

9. ¿Evitas bailes y otros actos porque no te cabe ropa agradable?

10. ¿Te resientes ante comentarios de la gente y ante “sugerencias útiles” sobre tu peso o la cantidad de comida que comes?

 

Si tu respuesta a la mayoría de estas preguntas es “Sí”, no estás solo/a. Muchas personas, incluyendo muchos/as adolescentes, padecen la enfermedad de la compulsión por la comida – una enfermedad de la que nos podemos recuperar.